Work LightShark LS1. La promesa de una mesa de iluminación revolucionara que se queda en poco más que un sueño.

Recientemente he tenido la oportunidad de probar el nuevo controlador de iluminación de Equipson. Tras sacarla de la caja, la primera cosa que pude comprobar fue que los acabados no eran de una mesa profesional ni mucho menos. Todos los pulsadores son de esos retro iluminados de esos que tanto odiamos de los aparatos “Made in China”, que fallan al tercer bolo. Después de conectar mi iPad al cargador (el pobre se quejaba de falta de batería), empecé a probar la mesa, con un par de luminarias que teníamos en el almacén. Personalmente no me gustó nada. Una interfaz incómoda y un funcionamiento aparentemente raro (esforzándose a copiar el Titan de Avo, pero con un funcionamiento completamente distinto y limitado).

Que se administre vía web (al carecer de una APP) tampoco nos gustó. Daba algún otro problema de latencia, cosa que no debería pasar. Tampoco me fascina, que el conector de la lámpara sea un XLR de 3 pines justo al lado de otros XLR de 3 pines (saludos de universos DMX) y puede llegar a acarrear problemas graves.

Lo que sí me gustó fue el espacio que ocupa, el peso y que por esa gama de precios el DMX no pasa por un puerto USB (a diferencia de otras). Sin duda, el futuro va por allí.

De momento está muy lejos de ser una alternativa a las mesas de primer nivel como Avolites, MA o Martin.

Deja un comentario